Nuevo Consejo de la Judicatura / Editorial

Editorial, Opinión

Finalmente fue posesionado ante la Asamblea Nacional el nuevo Consejo de la Judicatura elegido por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social luego de un concurso donde participaron varios postulantes del sector público, de la academia y de las organizaciones sociales. 

El nuevo Consejo tiene grandes retos por resolver. El saliente intentó en cierta manera corregir algunos errores y excesos del que estuvo antes, pero si duda la improvisación y la falta de conocimiento primaron y, lamentablemente, riñas internas dificultaron las buenas intenciones. 

La nueva administración tiene que implementar y mejorar los servicios en la administración de justicia. Ya están hechos los edificios y los Complejos Judiciales, pero falta lo más importante: operadores y más jueces. Sólo en Ambato varios jueces de primera instancia tienen a su cargo más de cinco mil juicios cada uno y no más que un secretario y dos asistentes. En distintas materias y sectores. 

Las fiscalías de asuntos rápidos pueden llegar a tener más casos aún y la ciudadanía no obtiene respuestas inmediatas a sus demandas. Es humanamente imposible que un solo juez pueda resolver tantos procesos a su cargo. Hace falta más personal. Una justicia eficiente es igual de importante que buenos servicios de salud y educación. Es la base de la armonía social.  (O)

Deja un comentario