Nuevamente el riesgo país / Ec. Mg. Diego Proaño C.

Columnistas, Opinión

Cuando parecía que el indicador económico que mide el riesgo que correría un inversionista extranjero al poner sus recursos en el país, denominado índice EMBI (Emerging Markets Bonds Index) o índice de bonos en los mercados emergentes, conocido como Riesgo País, estaba a la baja en Ecuador, sin embargo en las últimas semanas y como consecuencia de la alta incertidumbre que vivimos por las denuncias de corrupción, contrabando, problemas en la frontera norte, audios filtrados de conversaciones de altos funcionarios públicos, paro de transportistas, e incertidumbre por el anuncio de un nuevo Plan de Estabilidad Fiscal, entre otras cosas, han hecho que el Riesgo País suba nuevamente, hasta superar la barrera de los 500 puntos, que significa 5% y se interpreta lo que una inversión estaría arriesgando su capital por invertir en el país.

Cuando el Presidente Moreno gano las elecciones en segunda vuelta en abril del año pasado, el EMBI era de 570 puntos (5,7% de riesgo), cuando asumió el poder el 24 de mayo de 2017, el riesgo fue de 540 puntos (5,4%), mientras tomaba las medidas de ajuste y los diálogos con todos los sectores productivos, se reducía hasta llegar a 432 puntos (4,32%) a inicio de este año y, a pesar de haber bajado a esos niveles, empero aún es considerado alto para los inversionistas extranjeros, sobre todo cuando comparan con los riesgos de países vecinos como Perú que tiene 116 puntos (1,16%) o Colombia 164 puntos (1,64%), muy por debajo de nuestro valor reducido y en esos escenarios ello prefieren hacer sus inversiones, instalar empresas, negocios o dejar los capitales en económicas de menor riesgo.

Desde la última semana de enero y la primera de febrero de este año, el EMBI se manejaba entre 430 y 445 puntos, pero desde que comenzaron los problemas de gobernabilidad, acusaciones políticas y actos de corrupción, de inmediato el Riesgo País subió hasta llegar a 507 puntos el 20 de febrero, anulando con esto, cualquier esfuerzo que se haga en política exterior, lobbing y visitas que realicen desde el Ministerio de Comercio Exterior invitando a que inviertan en el país, porque con alto Riesgo País, se quedaría sin piso las invitaciones a invertir, por las calificaciones poco favorables que nos otorgan las afamadas calificadoras de riesgo en el mundo como Moody’s, JP Morgan,Standard & Poor’s y Fitch Rating. Para calificar los riesgos de los países, las calificadoras otorgan puntaje, así a mayor riesgo más puntos, considerando a 10.000 puntos equivalente a 100% como riesgo extremo y 0 puntos o cero por ciento de riesgo, en verdad en la práctica ninguno de los dos existe. La calificación otorga el 50% del puntaje para indicadores analíticos, por otro lado se toma en cuenta también los indicadores crediticios en 20% esto se refiere a puntualidad en pago de deuda externa y facilidades de renegociación de deuda y por último los indicadores de mercado con 30% específicamente en el acceso a mercados de bonos y descuentos en papeles de  deuda. (O)

 

 

Deja un comentario