Leyes Saludables / Patricio Arellano Abedrabbo

Columnistas, Opinión

 

 

La salud es un don preciado que el Creador nos ha regalado para vivir en armonía no solamente consigo mismo, sino también con la comunidad y con el medio ambiente que nos rodea. Si vivimos con buena salud estableceremos un equilibrio con todo lo que nos rodea, si no gozamos de buena salud las cosas no irán tan bien, sin embargo no es razón suficiente para no vivir en armonía si la buena ACTITUD ante la vida es un determinante, ya que la vida que Dios nos ha dado no es para desperdiciarla… Cada minuto, cada segundo de vida es una nueva oportunidad, una nueva esperanza!…Si la salud es un factor vital en la tarea de vivir el día a día, es necesario enfocar ciertas leyes que la rigen.

Una mente en paz hace posible el buen funcionamiento del cuerpo, por lo que muchas veces la enfermedad se genera en una mente intranquila y conflictiva, por tanto, ésta debe dominar los requerimientos errados de nuestro cuerpo para vivir en armonía. El aire es un alimento primordial para el cuerpo y debe ser renovado periódicamente mediante una respiración correcta y profunda, realizada en un lugar descontaminado, como un bosque tranquilo o junto a un riachuelo apacible, o por lo menos en casa con una ventana abierta muy por la mañana. La armonía también se logrará con una alimentación sana y natural, que construya un cuerpo y una mente saludables, minimizando la comida rápida, poco nutritiva y tóxica. Si no usamos nuestro cuerpo a través del ejercicio diario, regular y moderado y mejor al aire libre, nuestra mente también irá perdiendo su claridad y razón, cayendo en la garras del estrés. Si el agua es vida, debemos beberla cada dia , por lo menos 2 litros entre agua pura, jugos, leche, frutas y bebidas saludables, para así mantener nuestras células en armonía. Ser ordenado en el horario de comidas, descanso, trabajo y dormir lo suficiente es fundamental y saludable. Evitar los hábitos tóxicos, como el tabaco, el alcohol, el café para no caer en las cadenas de la adicción!

Comenzar el regalo del día con una ducha de agua tibia y al final con agua fría, lo que es vital para prevenir los resfriados y problemas cardiovasculares. Darse un tiempo para el ocio, un espacio para leer, pintar, escribir, escuchar música relajante, realizar labores de jardín, dar un paseo por senderos o parques…Respetar el entorno, ya que el ser humano debe aprender a entenderlo, respetarlo y situarse armónicamente en él… Finalmente, la alegría y la esperanza de mejores días son cruciales para la buena salud, y si la enfermedad llegó, para hacerle frente y salir avante, sin rendirse jamás, con la seguridad de tener al Mejor Médico, dueño de todo lo que existe, quien nos da con la enfermedad la oportunidad de tener una nueva forma de mirar y de valorar la vida!

La naturaleza nos invita cada día a contemplar las cosas simples y bellas que pasamos por alto al estar sumidos en las exigencias del mundo material…Nos perdemos el amar el viento que susurra acariciando los prados de verano; el amar la lluvia, el olor de la hierba mojada y los rayos del sol abriéndose paso entre los árboles, el morir de la tarde detrás de las montanas; el amar a Dios sobre todas las cosas, el único camino hacia la salud eterna!…Amemos las cosas simples! (O)

 

Lunes con Salud/Hacia la Salud por la Naturaleza

Deja un comentario