La totora y sus formas manuales

Interculturalidad
La habilidad artesanal llega desde Otavalo. (Foto El Heraldo)

Hermosas manualidades que sirven para adornar cualquier rincón de la casa elabora María Peña que llegó de Otavalo para mostrar sus productos artesanales.

Los artículos son confeccionados con la conocida y tradicional totora que crece a orillas de los lagos o en terrenos pantanosos. Su forma es cilíndrica y firme, se usa para construcciones en el campo.

Uno de los elementos que llama la atención es el caballito de totora que se lo encuentra en dos tamaños, el más pequeño soporta el peso de un niño de hasta seis años y el caballito grande resiste a una persona adulta.

“A todos les gusta este caballito. Aunque no lo parezca, aquí se puede subir una persona”, dijo la artesana otavaleña.

La totora es uno de los recursos que el Ecuador posee en gran cantidad, la zona andina está cubierta de esta planta. Los antiguos pobladores de la serranía ecuatoriana (indígenas) utilizaron el producto para diferentes actividades, desde utensilios de cocina hasta embarcaciones aptas para la navegación.

La utilización de la totora data desde la época prehispánica, donde los indios de la Comarca de Quito empleaban las esteras como cama de dormir y como mantel para ubicar los alimentos.

“Tenemos desde llaveros, muñecas, sombreros, caballos y otros artículos que son utilizados en la vida cotidiana”, aseguró María Peña.

En la Plaza Primero de Mayo también se venden los conocidos aventadores que son fabricados de totora. “Nosotros recorremos y su precio es de un dólar”, dijo María Pulla, comerciante.

Porta cucharas, bolsas e incluso cofres se elaboran con la totora. (I)

 

 

Deja un comentario