Fiscal ecuatoriano revela grabación de presunta conspiración en su contra

Nacionales

La polémica grabación, cuya fecha se desconoce, fue difundida hoy por Baca en un encuentro con la prensa en el que recordó que Pólit es actualmente prófugo de la justicia y tiene tres procesos abiertos en su contra por concusión, lavado de activos y asociación ilícita. (Foto abc.es)

Quito,  (EFE).- El fiscal general del Estado ecuatoriano, Carlos Baca Mancheno, reveló hoy la grabación de una presunta conversación en la que el presidente del Parlamento, José Serrano, y el ahora excontralor del Estado, Carlos Pólit, conjuran para deshacerse de él.

“Hermano, aquí el tema es Baca (..). Baca es un miserable, tú sabes que siempre fue un miserable y obviamente él no está dispuesto a cumplir con ningún, con ningún acuerdo”, dice Serrano según la polémica grabación que difundió hoy en una rueda de prensa la Fiscalía.

“Definitivamente tenemos que bajarle al (fiscal), no nos queda más, él no puede ser Fiscal hasta finales de este año”, agrega después en la conversación.

Pólit fue contralor del Estado hasta mayo pasado, cuando salió del país hacia EE.UU. y luego se vio implicado en un caso de encubrimiento.

Pero del contenido de la conversación difundida se desprende que pudo haberse grabado recientemente, incluso este mismo año, en relación a un expediente de corrupción en la estatal petrolera Petroecuador.

“Aquí lo esencial no es una supuesta disputa entre Serrano y Baca, aquí lo que realmente debe importarle al país y debe preocuparle al Ecuador es que exista un legislador, que resulte ser el presidente de la Asamblea Nacional, que llega a acuerdos con un prófugo de la justicia, Carlos Pólit”, dijo Baca a los periodistas.

Y acusó a ambos de “forjar documentos” para desacreditarle en conjunto con una “amiga” (así es mencionada en el audio), que Baca sugirió podría tratarse de la fiscal de la provincia de Pichincha, Tania Moreno.

Moreno, quien también es fiscal subrogante, abrió en enero una investigación previa por presunto peculado al fiscal general, por un supuesto informe con indicios de responsabilidad penal cuando este se desempeñó como presidente de la Comisión 30S.

El 30 de septiembre de 2010 un reclamo policial por temas salariales derivó en un alzamiento de proporciones que el Ejecutivo de entonces, liderado por Rafael Correa, interpretó como un intento de golpe de Estado, y la oposición como una excusa para abrir una caza de brujas contra cualquier foco de crítica, incluidos periodistas.

“El pasado 17 enero de 2018 le anticipé al país que detrás de esa investigación que se abrió contra el fiscal general del Estado se ocultaban oscuros y poderosos intereses de personas que gozan de fuero de Corte Nacional, a lo cuales les resultaba peligroso e incómodo un fiscal general que luche en contra de la corrupción”, recordó hoy el fiscal general. (I)

 

Deja un comentario