Elaboran artesanías con la paja del páramo

Interculturalidad
Para hacer las artesanías recogen las pajas del páramo. (Foto El Heraldo)

Su día transcurre entre el páramo, la chacra y el tejido. José Blas Chazú Yunapanta de 68 años de edad,  a los 13 aprendió a elaborar artesanías con la paja blanca, esa que se toma del páramo. La actividad agrícola mucho antes. 

En su casa, situada en la comunidad de Manzana de Oro, sector Cuatro Esquinas de la parroquia Pasa, tiene un espacio que es su lugar sagrado. Lo ubicó al ingreso, en la entrada principal. Ahí colocó varios clavos donde cuelga la paja que trae del páramo hasta  que esté seca por completo.

En otra esquina, sobre un tablado coloca  sombreros, bolsos, charoles e infinidades de artesanías que elabora durante la semana. Lo hace en compañía de María del Carmen Chango, su compañera y madre de ocho hijos.

Los dos son indígenas de la zona alta de la parroquia, perteneciente a Ambato, provincia de Tungurahua. José con sutileza  dijo que le enseñó a su mujer el arte del tejido de la paja que también alterna con la actividad del hilado y bordado de la lana de borrego.

José y María del Carmen  se han convertido en compañeros y cómplices. Comparten la misma actividad y hacen que la carga del hogar sea llevadera.

El recorrido al páramo puede tardar hasta tres horas. La recolección no le es tan fácil, ya que debe escalar hasta ubicar a la paja larga y seca. En diciembre las ventas aumentan porque sus sombreros son solicitados para los grupos folclóricos en cantones de Cotopaxi, aseguró José.

La paja del páramo también la conocen como la toquilla blanca. En un sombrero para adultos se puede tardar hasta dos días, un día para hacer un porta vasos y puede hacer cuatro charolas para cucharas en un día, es lo más pequeño pero no menos laborioso. En la parroquia es el único que elabora objetos con la paja del páramo, pero otros comuneros elaboran diversas artesanías con madera o lana de borrego. “Es un trabajo que nos conecta con nuestras raíces”, sostuvo. (I)

Deja un comentario