El tiempo femenino inicia en septiembre

Interculturalidad

El calendario andino se divide en dos solsticios y dos equinoccios, estos relacionados con el sol y la luna, estrechamente ligados a la madre tierra. (Foto El Heraldo)

Koya Raymi es una de las cuatro celebraciones ancestrales de los pueblos y nacionalidades indígenas de la zona andina del país. Se celebra cada 21 de septiembre. Según Marcia Masaquiza, encargada de promoción de Salud Intercultural del Distrito 18D01, “para quienes somos del pueblo kichwa celebramos el warmy pacha o inicio del tiempo femenino.

Esta celebración de la feminidad y la dualidad con el tiempo masculino propone la equidad de género, porque según el calendario gregoriano la mitad es tiempo masculino liderado por tayta Inti o sol y en septiembre inicia el tiempo femenino de mama Killa o luna.

“En esta época se empieza a preparar la mama tierra se brinda prioridad a la salud de la mujer y la fertilidad, en noviembre sembramos y para el equinoccio se cosecha”, argumentó.

Las nacionalidades indígenas desarrollan cuatro celebraciones ancestrales en el año en honor a la Pacha Mama. En marzo el Pawkar Raymi, en junio el Inti Raymi, en agosto el Koya Raymi y en diciembre el Kapak Raymi.

El espiral dibujado en sentido opuesto al movimiento de las manecillas del reloj conforma el altar. Pedro Gualán, ‘tayta’ de la Corporación ‘Caminos de Esperanza’ del Ministerio de Salud explica que la presencia de las ñustas o vírgenes del son protagonistas del Koya Raymi.

El proceso de purificación del ser humano denominado limpia se utiliza en la mayoría de rituales, como en el caso del Koya Raymi.

“La limpia espiritual es muy importante para el ser humano. Utilizamos hierbas para esta limpia energética para preparar al ser humano”, puntualizó la presidenta de la Corporación de Hombres y Mujeres Sanadores de Tungurahua, Gladys Borja. (I)

 

Deja un comentario