El ‘huiña-huilli’ la leyenda de los abuelos

Interculturalidad
Las leyendas aún persisten con el tiempo. (Foto El Heraldo)

Una de las historias que se cuentan en las comunidades  es la del ‘huiña-huilli’, que trata sobre el demonio que se convierte en bebé o ‘guagua’ que se le aparecían a las personas egoístas, estafadoras y borrachas.

“Con esas narraciones nos metían el miedo y para evitar que se nos presente ese demonio nos portábamos bien. Muchos decían que lo observaban”, dice Luis Yantalema que a sus 85 años de edad mantiene la lucidez y ha transmitido estos conocimientos a sus hijos y nietos.

Habita en Quero y mientras realiza sus jornadas en el campo contó que el ‘huiña huilli’ se aparecía a media noche a las personas de mal corazón. “Era como que los seguía y cuando estaban en lugares desolados ahí lloraba… era un llanto que estremecía y a la vez conmovía.  Cuentan los abuelos que sus víctimas lo tomaba entre sus brazos pensando que era un guagua que habían abandonado. Pero cuando lo destapaban observaban a una bola con grandes uñas y que quemada todo el cuerpo”, lanza el octogenario.

Continúa en el relato: “Mi abuelo era bueno para darle el misterio a las historias. Dice que hace más de cien años a cierto hombrecito, famoso por hacer trampas en los juegos de cartas, bajaba por la quebrada se le apareció la criatura. Lo tomó entre sus brazos y al poco rato ese bulto se comenzó a calentar y las manos del bebé se convirtieron en garras que el hombre del susto lo soltó, pero se desmayó. Luego contaba que le había dicho: ‘Te tengo, ahora eres mío y te devoraré’. Mi abuelo siempre decía que desde ese momento ese hombre dejó de hacer trampas. Esa historia se repetía para que los muchachos no hagan el mal”, mencionó Caiza. (I)

Deja un comentario