El Giro de Italia /Patricio Arellano Abedrabo

Columnistas, Opinión

 

Llegó a su fin el gran Giro de Italia, una carrera ciclística de corte mundial que reunió a los mejores exponentes del ciclismo del mundo. Una carrera de 21 largas etapas, con diversos índices de dificultad, es decir etapas en terreno plano, ideal para los velocistas y “sprinters”, etapas con recorrido plano y con algunas gradientes moderadas, y otras etapas con gradientes extremas en verdadera montana, ideal para los escaladores. Un giro con cantidad de deserciones, contratiempos e imprevistos para los ciclistas. Una carrera con alegrías y tristezas, anécdotas y cosas curiosas. Cada deportista con sus ambiciones y deseos de cumplir sus objetivos; unos por conseguir el podio, otros por competir y tratar de vencer sus propios records y otros por lograr llegar y terminar el giro.

El ganador absoluto en la clasificación general fue Chris Froome que lo hace por tercera vez consecutiva, quedando Tom Dumoulan en segundo lugar y el Colombiano Miguel Ángel López en tercer lugar y también como el Mejor Joven del Giro, muy merecido por cierto. De este Giro de Italia hay que destacar la actuación y el desempeño de nuestro compatriota, Richard Carapaz, logrando un honroso cuarto lugar en la clasificación general y un segundo puesto como el Mejor de los jóvenes, a casi 2 minutos en lo primero y a segundos en lo otro de conseguir el podio; un ciclista prácticamente desapercibido en sus comienzos y que poco a poco ha ido escalando posiciones en otras carreras como el Tour de Espana, seguros que si Dios permite seguirá cosechando triunfos, ya que irá descubriendo su verdadero potencial, en base a esfuerzo, sacrificio, dedicación, entrega y pasión por su deporte favorito. Este Giro de Italia se convierte en un gran triunfo del ciclismo Colombo-ecuatoriano y por qué no decirlo Latinoamericano, codeándose con los grandes del ciclismo mundial, por lo que estamos de plácemes y alegres por este logro deportivo alcanzado. Por primera vez el Ecuador, con Richard Carapaz, quedó ubicado en el top 5 del ciclismo mundial, en un Giro tan importante como el de Italia.

De estos triunfos deportivos, siempre nos queda el gran mensaje de que todo es posible con perseverancia, sacrificio, amor, tenacidad, coraje, valor y buen ánimo, no solamente en el deporte, sino también en cualquier actividad que nos propongamos, poniendo cada día un granito de arena, sin desmayar, dejando los temores y los miedos a un lado, venciendo los obstáculos y pruebas que se presenten al paso, siempre pensando en las metas, con mucha fe y confianza en sí mismos, y siempre con la dirección divina, para así conseguir los logros o por lo menos tratar de conseguirlos a pesar de las caídas o circunstancias que se presenten…No hay peor cosa que la que no se hace o que ni siquiera se la intenta…El ejercicio y el deporte permanente es uno de los medios importantes que nos abre las puertas para conseguir lo que queremos, al optimizar los valores, cambiarnos la actitud y visión ante la vida y nuestros objetivos.

El logro alcanzado en el Giro de Italia es pues un gran estímulo y un claro ejemplo para así modificar e incluso cambiar nuestra actitud a veces negativa y mirar con claridad el horizonte de nuestras expectativas… Suerte! (O)

 

Lunes con Salud/Hacia la Salud por la Naturaleza

Deja un comentario