‘Divinidades’ intervienen en los pueblos

Interculturalidad
‘Apu’ es el espíritu de la montaña. (Foto El Heraldo)

 

La palabra ‘apus’ es poco conocido en el mundo mestizo. No obstante, en los pueblos indígenas y personas dedicadas a buscar la paz interior el término relacionan con los espíritus de la naturaleza.

‘Apus’ etimológicamente proviene de la palabra quichua ‘apu’, señor. Para los Incas es una divinidad o ‘Dios’ sagrado que puede estar en lugares como montañas, cerros, lagunas o nevados.

La egresada en medicina andina del Instituto Tecnológico Superior ‘Jatun Yachay Wasi’ Patricia Iturralde explica que los ‘apus’ son los espíritus de la naturaleza que actúan en las personas. “Ambato está rodeada por la mama Tungurahua, taita Chimborazo y más montañas cercanas que brindan energía”, señala.

Según Arnaldo Quispe, bloguero del portal web Takiruna, las montañas altas son consideradas en todo el mundo como lugares místicos que tienen poder de evocar un intenso sentimiento de lo sagrado.

“Los ‘apus’ junto con la Pachamama (Madre Tierra) sirven para explicar el sentido del mundo y la existencia humana, así como el orden general de la sociedades andinas”, agrega Quispe.

Iturralde, por otra parte, menciona que los ‘apus’ son considerados los ángeles de la naturaleza en la cosmovisión religiosa Andina. Los espíritus de las montañas viven físicamente en ellas y son los encargados de Dios para proteger a los seres humanos.

En la tradición se considera que los ‘apus’ pueden desplazarse de sus moradas naturales para prescindir los rituales. (I)

Deja un comentario