Correa da versión sobre venta de crudo

Nacionales
El expresidente de Ecuador Rafael Correa (d) habla junto a su exasesor jurídico Alexis Mera (i) durante una rueda de prensa. (Foto EFE)

Quito, (EFE).- El expresidente de Ecuador Rafael Correa, tildó ayer de «persecución política» la investigación en proceso sobre la venta anticipada de petróleo a China durante su gestión, que terminó en mayo pasado.

El exgobernante entre 2007 y 2017, acudió ayer a la Fiscalía de la ciudad costera de Guayaquil (suroeste) a donde había sido convocado para dar su versión «libre y voluntaria» en las investigaciones del llamado caso Petrochina, sobre un posible perjuicio al Estado en la venta anticipada de petróleo a China.

En una rueda de prensa tras rendir su testimonio, Correa indicó que en 2010 aprobó una operación que consideró beneficiosa para el país, de la que dijo desconocer detalles de, por ejemplo, costes de fletes, de lo que se encargaba su equipo técnico, del que, apuntó, no tenía por qué desconfiar.

El diario público El Telégrafo ha recordado que el pasado 25 de enero, en este caso testificaron el empresario Enrique Cadena, desde México, y Fernando Villavicencio.

Este último sostiene que el Estado ecuatoriano fue presuntamente perjudicado en 2.200 millones de dólares por la suscripción de contratos con China y Tailandia a través de alianzas estratégicas, algo que rechaza Correa, quien ayer dijo que la denuncia contiene «gravísimos errores».

El anterior jefe de Estado, quien fue respaldado por seguidores en el exterior de la Fiscalía, así como el rechazo de opositores, defendió la importancia de la alianza estratégica con China, una nación que tiene financiación mientras Ecuador tiene hidrocarburos, señaló. (I)

 

Deja un comentario