Cientos de mujeres acudieron al llamado de alistamiento

Nacionales

Una espera marcada por lo que en Ecuador se ha convertido en una jornada histórica por ser la primera ocasión en la que las mujeres pueden acceder al servicio militar voluntario. (Foto metroecuador.com.ec)

Quito, (EFE).- Cientos de ecuatorianas se concentraron hoy frente a cinco bases militares del país donde comenzó el alistamiento de mujeres al servicio militar voluntario, tratando de lograr cupo de los casi doscientos abiertos por el Ejército.

Expectativa y emoción embargaban a muchas de las jóvenes aspirantes en Quito, que hoy amaneció bajo la lluvia, circunstancia que no impidió que acudieran al Fuerte Militar “Marco Aurelio Subía”, en el sur de la capital ecuatoriana, para posicionare entre las primeras de dos filas de más de 500 metros junto al acceso.

El sistema de clasificación era tan precario como austero: las primeras cincuenta mujeres que accedieran a la base entraban al proceso de clasificación.

El resto debían esperar todo el día hasta que se supiera si iban a ser requeridas.

“Estamos empezando, es la primera vez”, se justificó el coronel Hugo Gómez Pozo, comandante de movilización en el fuerte, consciente de la situación fuera del predio militar en el barrio de El Pintado.

En base a su última constitución, Ecuador anunció su intención de abrir el servicio militar voluntario a mujeres el pasado 24 de febrero, cuando el presidente, Lenín Moreno, aprovechó un desfile militar para evocar la figura de Manuela Sáenz, una patriota quiteña reconocida por la historiografía independentista hispanoamericana contemporánea como heroína de la independencia de Suramérica.

Subrayó que las Fuerzas Armadas son una de las instituciones “más queridas del país”, y que se han ido modernizando y abriendo camino al cambio que marcan los nuevos tiempos, por lo que no debe haber ningún tipo de distinción, mucho menos de género. (I)

 

Deja un comentario