Cargas en la espalda, sinónimo de conexión

Interculturalidad

El respeto y la mística de los indígenas está en llevar la carga en sus espaldas. (Foto El Heraldo)

Para los pueblos y nacionalidades indígenas, especialmente de la zona andina llevar bebés o alimentos cargados en la espalda, representa más que una tradición. Marcia Masaquiza, indígena tungurahuense, menciona que actualmente está demostrado científicamente y por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que cargar cosas o bebés en la espalda es la manera de tener una mayor relación sentimental y emocional.

“En el caso de los bebés, hasta en Europa se adopta el cargarlos en el pecho o la espalda con mantas especiales (canguros). Es una conexión que se establece con el infante”, añadió.

La indígena contó que los abuelos decían que si se ha peleado con alguien no debe cargar la hierba, porque ésta se contamina y puede dañarse, secarse, podrirse o los animales que la consumen se pueden enfermar.

“La hierba tiene su espíritu, es un ser viviente que también se puede dañar. Más allá de ser una costumbre, es un ejemplo para niños, porque de acuerdo a su edad o estatura se les permite cargar, siendo parte del proceso de aprendizaje de la responsabilidad, el trabajo y ser parte de una sociedad”, relató.

En las niñas, llevar insumos en las espaldas, dependiendo de su estatura y peso, permite que las caderas, el útero y toda esa zona de fertilidad se formen y ubiquen bien. Sirve como preparación para ser madres en un futuro, según Masaquiza.

Este saber ancestral que se practica aún, especialmente en los adultos mayores, permite el Sumak Kawsay o buen vivir y la armonía de compartir en sociedad.

“Estas tradiciones se deben conservar, por este motivo nosotros tratamos de conservarlas mediante la celebración de los diferentes raymis”, según Tupac Caiza, quien es parte de la organización de Zonas Altas de Santa Rosa. En estas fiestas se pueden observar a indígenas cargando hierba, vasijas u otros objetos en la espalda. (I)

 

Deja un comentario