Bendición de animales, tradición franciscana

Interculturalidad

Abelardo Ainaguano, párroco de Jesús del Gran Poder de la Comunidad Franciscana, durante la bendición a los animales. (Foto El Heraldo)

La tradición anual de bendecir a los animales se desarrolló en el convento de la Iglesia de San Francisco de Ambato en recordación del accionar del santo patrono. Para San Francisco de Asís, los animales, el sol, fuego, astros y todo lo existente provienen de la creación de Dios y, por lo tanto, hay que dar gracias y bendecirlos.

Se conoce que las especies lo escuchaban y obedecían cuando les daba órdenes. Las golondrinas le seguían en bandadas y tomaban la forma de una cruz en el firmamento e incluso animales feroces se amansaban por el santo ecologista italiano.

El accionar del santo motivó a que la Organización Mundial de Protección Animal instaurara como Día Mundial de los Animales el cuatro de octubre que fue la fecha en la que falleció San Francisco.

Con el pasar del tiempo, el santo Papa Juan Pablo II recalcó la labor de Francisco y en 1980 le proclamó Patrono de los Animales y de los Ecologistas.

Abelardo Ainaguano, párroco de la parroquia Jesús del Gran Poder de la Comunidad Franciscana, recalcó que el patrono es también el padre de la caridad.

En el presente mes se bendijo a los animales y fue grato en recibir a los feligreses que llegaron con perros, gatos, gallos, conejos, aves y, además, los granos que brinda generosamente el campo, agregó el religioso. (I)

 

 

Deja un comentario