Aplazaron un día el viaje

Ciudad
Los viajeros esperaron hasta que culminó la medida de los transportistas. (Foto El Heraldo)

La paralización incomodó a más de uno. Muchas personas aplazaron sus viajes de negocios o de turismo por la medida adoptada por los transportistas a escala nacional.

Juan Carlos Quinteros tuvo que suspender una reunión de trabajo en Guayaquil porque se le imposibilitó el traslado. Mientras María Rosales avisó a su familia que no llegaría a Naranjal (Guayas) porque no tenía en qué movilizarse.

Los estudiantes de los cantones y las personas que debían trasladarse a sus lugares de trabajo también pasaron incomodidad. Para llegar lo hicieron en el transporte que pudieron. Unos en moto, camioneta o en las busetas de recorrido escolar, aunque el pago fue más elevado que de costumbre.

René Urrutia, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros en Tungurahua, mencionó que la medida es por el pago del bono del subsidio que asciende a 79 millones de dólares entre otros.

Segundo Villena, también dirigente, aseguró que otro pedido es el control a los transportes ilegales. Álex Rosales, administrador de la Terminal Terrestre, aseguró que esta medida afectó a todo el sector productivo. Se estimaba que en la madrugada se volvía a restablecer el servicio. (I)

 

Deja un comentario