10 de Agosto de 1809 / Editorial

Editorial, Opinión

Ecuador tiene, en su historia, la gloria de haber lanzado el Primer Grito de la Independencia en América Hispana; esta actitud patriótica ha sido reconocida por el mundo entero y, por supuesto, por España que había descubierto gran parte de Centro y Suramérica por la acción del navegante genovés Cristóbal Colón en 1.492, con el auspicio de los Reyes Católicos de uno de los imperios más poderosos de la época.

Este aviso anticipado del 10 de agosto despertó la conciencia cívica en varios países latinoamericanos, aun antes de haberse constituido en naciones libres y en repúblicas soberanas, contribuyó a la independencia total de los pueblos de buena parte de este continente.

Esta fecha debe ser recordada con unción por los ecuatorianos en todos los tiempos. Quito convertida en la capital de nuestra República soberana y democrática, gestó la iniciativa real de la Libertad, como derecho inalienable del pueblo a mantenerlo sin limitaciones y sin padrinazgo alguno.

Patriotas de verdad, que sacrificaron fortunas personales y posiciones relevantes en la sociedad quiteña, lideraron la gesta gloriosa con el respaldo del pueblo que se contagió del fervor de sus guías y se entregó a la causa libertaria. Hoy se cumplen 209 años de aquel acontecimiento.

Los gobernantes tienen la obligación de mantener este sentimiento de auténtico civismo en el pueblo, ofreciéndole programas masivos para mantener viva la acción de nuestros antepasados. Es inaudito ignorar esta fecha trascendental en nuestra historia.

Deja un comentario