Pase del Niño Viajero tradición cultural

Interculturalidad
El Pase del Niño Viajero Patrimonio Inmaterial del Estado es una celebración que mantiene las costumbres y tradiciones, el 24 de diciembre. (Foto Pedro Aucatoma)

Por la temporada de Navidad, una de las tradiciones más ricas y diversas de la cultura ecuatoriana se mantiene en la Atenas del Ecuador con el Pase del Niño Viajero,  que busca mantener la costumbre y tradición en los cuencanos.

Según el dirigente Pedro Aucatoma,  cada año se congregan miles de personas el 24 de diciembre para participar de  esta fiesta religiosa mostrando su acto de fe católico.

La celebración se divide en Pase Mayor y Pase Menor. El Pase Mayor es el más grande y concurrido que se lo realiza el  24 de diciembre. Los Pases Menores se organizan en el entorno familiar, instituciones y demás organizaciones que dura hasta los primeros meses del siguiente año.

Datos históricos señalan que el primer  Pase del Niño Viajero fue en 1961, año en el que la figura del niño Jesús creada en madera; en el año 1823 fue llevada a varios santuarios de la Tierra Santa y colocado en el lugar en el que nació Jesús en Belén que, posteriormente, fue bendecido por  el Papa Juan XXIII en Roma.

A su regreso la gente emocionada por el viaje le rinde culto organizando el primer Gran Pase un  24 de diciembre denominándole el Pase del Niño Viajero.

Aucatoma sostiene que también formar parte de esta celebración personajes propios de la Navidad como: Jesús, José y María, pastores, ángeles, reyes magos, entre otros.

Además  se entremezclan  representaciones de las culturas del Ecuador como: Cañaris, cholas cuencanas, cayambes, afros, saraguros, otavaleños, negros danzantes y más .

El Pase del Niño Viajero se lo realiza a lo largo de la calle Bolívar, arteria principal del Centro Histórico de Cuenca, donde  desfilan grupos compuestos por danzantes que realizan varias coreografías y el baile del ‘tukumán’ con cintas de colores, carros alegóricos que son revestidos con alimentos, frutas, bebidas y mantas de colores.

En  los carros alegóricos, se escenifican la  Navidad como: El Taller de Nazaret, Huida a Egipto, Adoración de los pastores o Reyes Magos. Durante la a pasada se reparte pan y la popular bebida de la chicha de jora mientras las bandas de pueblo entonan  villancicos tradicionales.

El Pase del Niño Viajero fue declarado como Patrimonio Inmaterial del Estado el 24 de diciembre de 2008. (I)



Deja un comentario