Virgen María del Cisne, símbolo de devoción

Interculturalidad
Moradores del barrio María del Cisne de Samanga Bajo celebraron la festividad de su patrona el sábado 16 de marzo. (Foto El Heraldo)

La religiosidad de las personas que viven en Samanga Bajo es inmensa hacia la Virgen María del Cisne. La festividad en honor a la patrona se celebra a mediados de marzo. 

“La Virgen María del Cisne es patrona del barrio que lleva su nombre hace siete años. Tiene ese calificativo, porque moradores de este sector participaban de romerías hacia el Santuario Nuestra Señora de Las Lajas y Virgen del Cisne y decidieron contar con la una figura que identifique a las dos patronas”, explica su presidente Manuel Ichina.

Los moradores de la zona Norte se han identificado con la Virgen María del Cisne y su devoción hace que la efigie no pase en la iglesia central durante gran tiempo del año y solo llegue a la festividad que es en marzo.

La devota Verónica Moreno comenta que es “una Virgen muy milagrosa, todo el año está en distintos hogares, porque hay muchos devotos y la patrona solo llega a la iglesia a la misa que se realiza en honor a ella”.

En estos siete años ha prevalecido y ha crecido la veneración a la Virgen María del Cisne. Los priostes para la festividad de su patrona elaboran programas que cuentan con cultura ancestral, pampa mesa, además, organizan concursos de comparsas, presentación de danzantes, entre otras actividades. (I)

Deja un comentario