Tocar fondo / Aracely Silva Cadmen

Columnistas, Opinión

Todos los seres humanos en ocasiones enfrentamos momentos difíciles, tanto en la vida personal, sentimental, el trabajo o la educación, en algún instante de nuestra vida tocamos fondo, y para muchos es difícil salir a flote y continuar.

Deja que las emociones fluyan, date la oportunidad de sentir esa frustración, esa decepción o incluso esa ira que te invade, el identificar lo que sientes es la única manera de soltar ese el dolor. Me atrevo a decir que todos hemos tenido en algún momento la experiencia de pensar que hemos tocado fondo, que ya no podemos ir más abajo, que ya no podemos sentir más tristeza o más dolor.

Hay que tener muy claro que siempre asumiremos dos opciones quedarse en el fondo o ponerse de pie y seguir caminando, el hecho de tomar conciencia de ello es un proceso doloroso pero una vez que tenemos la posibilidad de hacerlo estaremos listos para experimentar con mucho valor. El llegar a ese punto en realidad es una oportunidad de cambiar, y que no se debería ver como una derrota o un fracaso porque no hay nada malo en pasar por estas adversidades realmente esto es parte de la vida.

Tocar fondo no es el problema, sino permanecer en él. Cuando una persona toca fondo y sabe que ya no va más hacia abajo, lo único que le queda es tomar la decisión de salir de ese fondo, paso a paso con metas pequeñas, haciendo lo que realmente considere que es lo mejor para sí misma, no siempre se gana y eso nos ayuda a ser más fuertes a tomar las decisiones correctas a elegir a las personas adecuadas, jamás debemos llamarle derrota o fracaso porque todos en algún momento nos levantamos y eso se convierte  en lecciones y oportunidades de crecimiento, cuando tomamos conciencia de  la situación, reflexionamos y  nos damos cuenta  lo que está mal y nos esta afectando,  porque nada va a cambiar si la persona no toma conciencia y se decide a salir de este fondo, recordemos algo  muy importante yo soy el responsable de salir adelante, yo decido estar triste y que me afecte lo que me esta sucediendo o simplemente me pongo de pie y continuo.

No todos tienen la misma capacidad de levantarse y salir adelante con paso firme, pero si tenemos las condiciones necesarias para empezar de cero. En ocasiones es preciso tocar fondo para obligarse a tomar mejores decisiones y buscar la paz y felicidad tomando otros rumbos en la vida.

Nadie está preparado para los golpes ni el sufrimiento ni el dolor y cuando esto se presenta es importante aprender a verlo y entender que eso es lo que desarrolla el carácter, entender que eso es lo que le da temple a la personalidad, para que sepamos quienes somos; porque de lo contrario la persona va a vivir sin paz todos sus días, el  entender que después de una prueba podemos salir más fortalecidos, más maduros, más experimentados y convertidos en mejores seres humanos .

Lo bueno de tocar fondo, es que solo te queda subir” . (O)

Deja un comentario