Por un Ecuador de paz / Ec. Diego Proaño Córdova

Columnistas, Opinión

Dado los acontecimientos del paro nacional de la CONAIE y que fue aprovechado por otros gremios para hacer sus pedidos simultáneamente al régimen, se puede sacar algunas conclusiones. De los diez pedidos que hacen los movimientos indígenas, varios de ellos son extremadamente genéricos, incumplibles y fuera del alcance de gobierno nacional, porque algunos dependen de entidades financieras privadas y sobre todo por el muy delicado encargo de administrar el dinero de sus socios y clientes que confiaron en cada entidad. Porque el precio del aceite de girasol y de canola no está en manos de régimen alguno, el 70% de la materia prima viene de Rusia y Ucrania, que al momento se encuentran en conflicto bélico, como tampoco el régimen puede incidir en el alto precio del petróleo en el mundo que encarece los combustibles, el transporte y los precios de los productos, provocando una inflación casi incontrolable.

Temas como la fijación de franjas de precios a productos agrícolas o subsidios a insumos, reducción de aranceles a maquinarias y equipos, quizá si están en manos del gobierno a través de políticas públicas, decretos ejecutivos o acuerdos ministeriales, la posible reducción del precio ya subsidiado de las gasolinas extra y eco país, como del diésel, significaría quitar fondos del presupuesto estatal a otros sectores para atender este pedido, entre otros aspectos que constan en el pliego de peticiones. Por el lado gubernamental definitivamente no existen interlocutores políticos de peso, que sean convincentes al momento de dialogar o consensuar, ya se demostró la débil interlocución con la Asamblea Nacional que termino en proyectos de ley archivados o falta de gobernabilidad.

En verdad el llamar a un dialogo de manera muy general, no tiene ningún efecto positivo en la otra parte, aquí el gobierno dejo pasar mucho tiempo, cuando era el llamado a dar lugar, día y hora para el dialogo, en el cual de hecho deben estar los involucrados directos, gobierno e indígenas, pero también otros actores que actúan mas que de mediadores, de asesores técnicos en cada uno de los 10 puntos en coordinación, por ejemplo los representantes de las cámaras de la producción, de los colegios de profesionales, de los gremios involucrados, especialistas, medios de comunicación, analistas, todos de manera abierta y directa ir revisando cada punto y viendo la factibilidad de cumplimiento, otros la debida explicación y otros la escusa necesaria, solo así se podrá llegar a fumar la pipa de la paz , de otra manera seguirán pasando los días, perdidas de vidas humanas, de bienes, de dinero y el país se seguirá cayendo a pedazos.

Deja un comentario