Limpieza de quebradas empezará a corto plazo

Ciudad
Los escombros llegan muchas veces a estar cerca de las vías. (Foto El Heraldo)

En la Comisión de Higiene y Medio Ambiente existe la firme decisión de emprender una limpieza total de las quebradas en la ciudad, porque se han transformado en botaderos de toda clase de desperdicios.

A decir del presidente de la Comisión, Rumiñahui Lligalo, es indispensable ejecutar acciones para cambiar la imagen de estos lugares. Además es necesario difundir los espacios destinados para el arrojo de escombros.

Para el efecto anunció la organización de una minga para limpiar todas las quebradas. En este sentido se elaborará un diagnóstico para conocer cuáles son las que más están afectadas.

Asimismo el trabajo deberá centrarse en el control para detectar y sancionar a las personas que botan basura y escombros. 

En esta actividad se integrará la Gidsa, gobiernos parroquiales y otras entidades públicas y privadas, porque se tienen que tomar medidas urgentes para precautelar el medio ambiente.

Según la edil Sandra Caiza, son dos reuniones en que ya se planifica la regeneración de las quebradas. Para ello, se espera contar con el apoyo de los gobiernos autónomos descentralizados.

“Este proyecto de minga no debe ser momentáneo, sino a largo plazo para que contribuya a la recuperación integral de las quebradas”, recalcó.

Para cristalizar este anhelo se preparará una agenda ambiental que implique una labor continua para que las quebradas siempre estén en las mejores condiciones.

Aquí será importante el control, pero previo a una socialización para que la gente conozca que si es detectada arrojando desperdicios será sancionada.

Caiza señaló que solo el 50% de las quebradas tienen nombre en Ambato, por lo cual es vital realizar el diagnóstico para saber cuáles tienen prioridad de limpieza.

En la vía Laquigo-Augusto N. Martínez está situada la quebrada denominada ‘Los Gallinazos’. Para moradores, transeúntes y conductores los malos olores son el denominador común en este sector.

Según Patricio López, habitante cercano a la quebrada, se arrojan desde ataúdes, animales muertos, escombros y restos de comida, lo cual ha incentivado la presencia de roedores que ponen en riesgo la salud colectiva.

Delia Chimborazo camina a diario por esta misma vía. En este trayecto tiene que pasar obligatoriamente por la quebrada ‘Los Gallinazos’, donde no le sorprende observar que se ha convertido en basurero.

Se lamentó que ciertas personas vean a la quebrada como depósito de desperdicios. “Hace pocos días la basura ya llegó hasta la calle que dificultaba el tránsito de los vehículos”, añadió. (I)

Deja un comentario