La concesión de empresa públicas / Ec. Mg. Diego Proaño

Columnistas

Las concesiones como mecanismo para los gobiernos por liberar recursos, cargas laborales y sociales, mejorar el servicio y recaudar dinero, pueden ser alternativas de una política pública de gestión. Hay que aclarar que una concesión, como su palabra lo indica significa conceder la autorización a un tercero (inversionista privado), para que administre el servicio, a través de sus activos, pasivos y patrimonio, aunque estos últimos, le sean devuelto luego del tiempo de concesión al gobierno, nunca deja de ser del Estado, solo fue arrendado para que ocupe y genere renta para sí, como para el arrendatario. La privatización en cambio es la venta total de activos, pasivos y patrimonio, aquí el Estado deja de ser propietario y nunca le será devuelto nada, porque paso de ser un bien público a ser privado. Los gobiernos han utilizado este mecanismo para entregar en renta algunos activos estatales, el Oleoducto de Crudos Pesados OCP, la carretera Panamericana, los aeropuertos de Quito y Guayaquil, los puertos marítimos, entre otros están operando bajo este sistema, se nota servicio  adecuado con costo normal.

Estas semanas se viene anunciando desde el gobierno, que se concesionaria algunas empresas públicas del sector eléctrico como centrales hidroeléctricas y las telecomunicaciones, específicamente la empresa pública Corporación Nacional de Telecomunicaciones CNT. Analizando financieramente este caso el concesionario se haría cargo de 2.486,7 millones de usd de activos, 1.872,6 millones de pasivos y 614,3 millones de patrimonio, aclarando que este segura siendo 100% dueño el Estado ecuatoriano. CNT factura al año 912 millones de usd, obteniendo por sus cinco líneas de negocios una utilidad de 158 millones de usd al año, que equivale a una rentabilidad de 17% sobre ventas, además de los servicios de telefonía fija y móvil, internet fijo y móvil y TV satelital pagada, tiene en mente ampliar sus servicios a BIG Data para procesamiento de datos en alta velocidad y capacidad, Cloud, para  geo localización y teletrabajo e Internet para cosas, para controlar el tránsito, la iluminación de las ciudades, parques inteligentes, contaminación ambiental, etc. 

Al concesionar CNT, el gobierno recibiría 4.000 millones de usd, equivalente a 200 millones de usd al año, superior a 158 millones que hoy recibe, con la ventaja que no tendría que esperar cada fin de año para ganar, la nómina de más de 7.000 empleados, pasaran a ser pagados por empresa privada, el pago del 25% de Impuesto a la Renta que llega a casi 40 millones de usd, con la concesión dejaría de pagar una empresa pública CNT, para hacerse cargo una privada, esto significa más recursos al gobierno, sin embargo también el régimen recibe el valor total y se gasta hoy, restando flujo futuro de ingresos a otros gobiernos. Para el inversionista que adquiera la concesión, buscara rentabilidad en este negocio, por ello el gobierno en el contrato de concesión debe asegurar por el bien de más de 4`500.000 usuarios de servicios de CNT, las tarifas no suban y el servicio sea mejor. Funcionarios del gobierno han dicho que la empresa privada  optimizará mejor los recursos que hoy tiene CNT sub utilizados, el cable submarino y los satélites, con ello al mejor estilo de economía a escala (más producción, menos costo unitario) terminaran bajando las tarifas. Ojala se tomen las mejores decisiones. (O)

Deja un comentario