Mendicidad en cada esquina / Editorial

Editorial


   Lastimosamente, en nuestra ciudad, la mendicidad de ciudadanos locales, así como extranjeros, sigue siendo una problemática social, sin respuesta, donde cada día se observa a gente pidiendo caridad, con el fin de poder alimentarse o para otros fines como la compra de droga, sustancias que afectan a la sociedad, así como al ser humano.

  En los últimos días, se ha observado un incremento de estas personas exigiendo limosna, tanto en la zona urbana como en zonas rurales. Algunos, por otra parte, frente a un trabajo honrado y honesto, optan por vender caramelos, limpiar parabrisas, entre otras cosas, algo que, por lo menos, se destaca, ya que, a través del trabajo, se ganan una moneda.

  Sin embargo, en otro escenario, existen individuos que utilizan a niños para exigir dinero, algo reprochable, ya que un niño no debe ser utilizado con fines laborales; el Código de la Niñez y Adolescencia prohíbe estas acciones negativas de los padres, por tener un fin lucrativo y personal.

   Es responsabilidad de las autoridades locales, así como gubernamentales, emplear un plan estratégico que funcione para poder erradicar dicha mendicidad en calles, ya que no solo nuestra ciudad está siendo afectada, sino a nivel nacional, se ha vuelto un dilema por la afluencia extranjera de ciudadanos que entran a nuestro país, de manera ilegal.

   Esto ha generado que incluso existan pugnas de poderes, en torno al acceso a un puesto laboral, generando violencia como se dio en días pasados, en nuestra urbe, donde hubo una riña de personas extranjeras por temas laborales, causando malestar ciudadano en los ambateños. (O)

Deja un comentario