Defraudación tributaria se paga con prisión

Carrusel
Las obligaciones tributarias deben ser sustentadas con facturación y documentación. (Foto El Heraldo)

El Servicio de Rentas Internas (SRI) ha denunciado más de 60 casos por defraudación tributaria a nivel nacional. En la Zonal Tres: Tungurahua, Cotopaxi, Chimborazo y Pastaza, se registran 29 casos, de este número seis están con instrucción fiscal; es decir, con conocimientos del juez, según el director de la entidad en Tungurahua, Tarquino Patiño.

El Tribunal de Garantías Penales de Pichincha condenó a siete años de prisión y al pago de veinte salarios básicos unificados a un hombre radicado en Quito, implicado por delito de defraudación tributaria. 

El Tribunal Penal ordenó la extinción de la personería jurídica de la compañía a la que representaba, que se dedicaba a la «venta al por mayor de accesorios, partes y piezas de vehículos automotores». Se impuso la multa de cien salarios básicos unificados (39.800 dólares). 

El Servicio de Rentas Internas (SRI) denunció ante la Fiscalía General del Estado, que la compañía presentó en sus declaraciones comprobantes de venta de terceros por transacciones inexistentes, con facturas clonadas, de personas que indicaron que nunca mantuvieron relaciones comerciales con dicha empresa, en el 2017.

El pago del impuesto no exime al contribuyente de la responsabilidad penal, tal como lo indica el inciso 298 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) que indica que «en cada caso será investigado, juzgado y sancionado sin perjuicio del cumplimiento de las obligaciones tributarias, así como del pago de los impuestos debidos…». (I)

Deja un comentario