Vicepresidente y delegación recibida / Editorial

Editorial, Opinión


  El actual Presidente de la República Lenin Moreno, en el corto periodo de su gestión, ha debido soportar a dos personas en la Vicepresidencia de la Nación, serviles del autócrata que reside en Bélgica.

  Estos dos ex Vicepresidentes no supieron responder a la tarea encomendada por el Primer Mandatario con capacidad y honestidad; más bien, cometieron irregularidades impropias de quienes dicen servir al pueblo. Estos revolucionarios cometieron abusos y atracaron los dineros del pueblo.

  Ha sido designado para ocupar la vacante un exitoso joven empresario, Otto Sonnelhosner, que  los ecuatorianos confiamos sea eficiente colaborador del Gobierno, sin poses, con actitudes positivas y constructivas. Será leal a Lenín Moreno,  que jamás se prestará para la muerte cruzada ni para ninguna maniobra que avergüence a Ecuador y a su pueblo.

  Dos delegaciones tiene el Vicepresidente.  Presidir los seis gabinetes sectoriales estratégicos.  Este nuevo esquema administrativo será positivo para el desarrollo armónico de todo el país. Además, debe buscar el acuerdo nacional sobre temas puntuales, en base al diálogo franco; su carisma y su carácter le permitirán  conversar con todos los sectores de la sociedad, sin discriminaciones, con ponderación y con fluidez. Es hora de los acuerdos sobre la mesa.

  Los críticos de siempre, los que se oponen al desarrollo sostenido de nuestra Patria, que el pueblo tenga trabajo seguro, seguridad, educación, salud y bienestar integral, sentirán desengaño, ya que el país saldrá adelante.

  La honestidad y la transparencia en el manejo de la cosa pública son los factores que llevarán a Ecuador a buen puerto.    (O)

Deja un comentario