Vías de Pilahuín asfaltadas

Última hora
Las obras viales como su nombre lo indica son las obras que implican la construcción de una vía (del latín Vía = Ruta) de comunicación, que puede ser una carretera, una vía férrea o un viaducto (puente o canal navegable). (Foto GP) 

La movilidad en mejores condiciones será posible para los habitantes de la parroquia Pilahuín. El Gobierno Provincial asfalta las vías Llangahua- Escaleras y El Salado – Puenebata. Las obras viales  facilitarán la transportación de los productos a diferentes mercados del cantón y la provincia.  

La inversión del asfaltado de 21 kilómetros llega a 1´700.000 dólares, recursos asignados por el Gobierno Provincial en su totalidad. Al momento registra avance del 80 por ciento.

La vía Llangahua – Escaleras tiene monto de 800 mil dólares y una longitud de 10 Kilómetros; mientras que, El Salado- Puenebata está valorado 900.000 dólares  y una longitud de  11 kilómetros.  

Los trabajos que se realizan  en las dos vías  son: colocación de carpeta asfáltica, suministro y colocación de base clase 2, relleno  de suelo natural compactado, excavación sin clasificar, colocación de hormigón simple, hormigón ciclópeo,  construcción de cunetas, nivelación de pozos de revisión y colocación de guardavías metálicas, así como señalización horizontal, vertical y  transversal.  

El Gobierno Provincial con el Proyecto de Asfaltado de la Red Vial Tungurahua fortalece el desarrollo productivo y la comercialización de zonas eminentemente productivas, territorios que en la actualidad han generado nuevos emprendimientos que son comercializados en las diferentes ferias a nivel de los cantones de la provincia. 

Los antecedentes históricos de la vialidad están relacionados con los comienzos de la civilización humana con los caminos recorridos por los pueblos nómadas que en persecución de las manadas de animales migratorios recorrían una y otra vez ciertos senderos; y, pasos a través de montañas y selvas del pleistoceno, abriendo picadas, construyendo puentes colgantes y marcando sendas que se respetaban año tras año. (I)

Deja un comentario