Valia intrinseca de la mujer / Editorial

Editorial

  La mujer es obra del Creador al igual que el varón.  Dios dispuso  que hombre y mujer  cumplieran  las varias tareas encomendadas a las  parejas en la tierra, en base al amor, a la compresión, a la tolerancia y al perdón, tomando en cuenta que ambos tienen derechos y obligaciones que deben ser compartidos por igual.

  De ahí que aquellas ideas y prácticas discriminatorias contra la mujer, considerándola inferior  o con derechos disminuídos y recargadas de deberes, tienen que ser rechazadas por la sociedad.

  La valía de la mujer se demuestra de varias maneras.  Una de ellas, es la capacidad para alcanzar logros importantes en su beneficio personal, familiar y de todo el entorno en que desenvuelve sus actividades. Solamente nuestra provincia cuenta con más 12.000 empresas o negocios liderados por mujeres visionarias, tanto de la ciudad como del sector rural, que generan riqueza y empleo.

  Y qué decir de la lucha constante para alcanzar los derechos propios de las féminas en Ecuador y el mundo, en las áreas sociales, económicas, laborales y políticas. Cuántas mujeres tienen funciones públicas y privadas jerárquicas y de responsabilidad, que ejercen profesiones universitarias con especialidades académicas, que alcanzan el favor popular en elecciones seccionales y nacionales.

  Se ha logrado que surgiera, con fundamento y razón, un alto grado de igualdad entre el hombre y la mujer, respetando las diferencias propias de cada género.  Esta realidad responde al reconocimiento de la valía intrínseca y natural de la Mujer.  (O)

Deja un comentario