Unión libre o matrimonio / Dr. Guillermo Bastidas Tello

Columnistas, Opinión

Cuando existe un compromiso maduro, responsable y lleno de amor, la diferencia entre lo uno y lo otro está solo en el marco Jurídico Civil.

Dos personas que se aman, son solidarias  y comprenden la unión de pareja como:  UNA SOLA CARNE, UN SOLO CUERPO, UNA SOLA VIDA, UN MISMO OBJETIVO, son quienes vivirán por los siglos de los siglos amándose y protegiéndose.

Según la ley vigente, los derechos y obligaciones son las mismas para las parejas que se casaron o las que viven en unión de hecho. En ambas se crea una sociedad de bienes con la obligación de atender y dar afecto a los hijos que nazcan de esta sociedad conyugal. Es decir que el papel firmado no garantiza el amor, la ternura, el cariño y la comprensión.

La responsabilidad humana en el matrimonio y en la unión de hecho obliga moralmente a que una sociedad conyugal, se fortalezca  creando una obligación de atender integralmente a la pareja,  a los hijos y  de proveer lo necesario incluyendo la parte afectiva hasta siempre.

Se crea entonces una sociedad de bienes, es decir, todo lo que se consiga durante la unión, es de la pareja, en el porcentaje del 50 por ciento cada uno.

En el matrimonio civil, la constancia es el acta que descansa en el Registro Civil.

En una sociedad de hecho según nuestra legislación tiene que declararse la sociedad de hecho por parte de un juez o notario.

Puede darse una sociedad de hecho no declarada, pero en el momento de haber conflictos, la parte que se crea afectada tendrá que demandar y demostrar que hubo tal sociedad para obtener sus beneficios a través de un proceso legal. BENEFICIOS ECONÓMICOS POR LO GENERAL. Tendrá que probar que la sociedad de hecho existió y que el bien material se consiguió dentro del tiempo que estuvieron juntos.

Ahora bien, la diferencia entre el Matrimonio y la Unión libre va mucho más allá que el documento del Registro civil, va mucho más allá que la ceremonia y la pachanga, va mucho más allá que el caldo de gallina y el cuy, el vestido blanco o el terno negro.

La formalidad de la UNIÓN COMO UNA SOLA CARNE, es compartir, bienes y responsabilidades; salud y enfermedad; sueño e insomnio; algarabía y llanto; hambre y banquete; quimeras y pesadillas; trabajo y despido; langosta y agua aromática con panela.

Estimado amigo, la empresa del matrimonio o Unión libre es una empresa que necesita de dos manos, dos cerebros, CON LAS DOS MANOS SE LAVA LA CARITA, entonces el papel es solo papel cuando el MOR LO ES TODO Y HASTA SIEMPRE.

 

 

Deja un comentario