Triste retorno

Policiales, Seguridad
Los familiares llevaron el cadáver del niño hasta La Troncal. (Foto El Heraldo)

La idea era pasar con felicidad el feriado y tuvieron un triste retorno.  Una familia oriunda de La Troncal (Cañar) llevó a uno de sus integrantes en ataúd. El infortunado fue un niño de 9 años  que resbaló en las aguas de Río Verde en Baños, el martes cinco.

La abuela contó que el jueves 28 de febrero llegaron hasta la ciudad y el martes fueron a  Baños y sus alrededores. En Río Verde se bañaron y mientras jugaban, en un descuido el pequeño se resbaló en una de las rocas, se golpeó la cabeza y cayó en una especie de poza.

“Lo intentamos sacar, pero no pudimos. El bebé quedó atrapado. Cuando quitamos la piedra, estaba ahogado”, lamentó. Tiene tres nietos, él era el único varón.

La progenitora de 27 años de edad está de cinco meses de gravidez. El cuerpo del pequeño fue entregado por Medicina Forense al mediodía de ayer. La familia regresó a la tierra natal. (I)

Deja un comentario