Transporte escolar / Editorial

Editorial, Opinión

Se ha impulsado desde hace pocos años, el llamado transporte escolar por medio de busetas con capacidad limitada para la ocupación de niños y jóvenes. Este sistema hay que mantenerlo en el tiempo, mejorándolo con cierta periodicidad, ya que ha demostrado resultados positivos en beneficio de los infantes y de los jóvenes.

Existe el Acuerdo Ministerial que establece lineamientos específicos sobre la transportación escolar, con disposiciones tendientes a ejercer mayor control en esta nueva modalidad transportística que beneficia a los usuarios en forma efectiva.

Existen alrededor de trescientas busetas que prestan este importante servicio en Ambato. La mayor parte de estas unidades ya han pasado por la revisión de las autoridades municipales de control y han merecido la respectiva autorización. Se presume que esta revisión no solamente se ha de limitar a controlar documentos, señales, discos, adhesivos y otros pequeños detalles.
Lo fundamental es revisar el estado real de los automotores, en todo lo que tiene relación con la parte mecánica, en su integridad; esta revisión debe ser técnicamente realizada. De parte de los revisores debe existir conciencia plena para exigir, sin contemplaciones, el cumplimiento estricto de las normas establecidas. El control superior es imprescindible.

Además, la evaluación de la conducta y de las aptitudes de los choferes debe ser permanente. Cuántos casos de irresponsabilidad en la conducción de los vehículos se ha comprobado. De manera que todo lo que se exija, en el marco de la Ley, siempre será bien visto por padres de familia y toda la sociedad. (O)

Deja un comentario