Toros de pueblo, tradición viva en Píllaro

Interculturalidad

La adrenalina de los toros de pueblo se vive con arriesgadas personas que ingresan al ruedo sacando su afición de toreros ante los animales. (Foto Cortesía Pepe Píllaro)

Los toros de pueblo no pueden faltar en las fiestas de los cantones, parroquias y caseríos, que se han convertido en una tradición latente que se mantiene vigente. En Pillarlo no es la excepción durante las fiestas de cantonización.

En los últimos años las corridas taurinas se realizan en dos fines de semana a finales de julio e inicios de agosto, en horario vespertino y nocturno que congrega a decenas de amantes taurinos.

Según información del Comité de Fiestas del Municipio de Píllaro son más de 70 años que el cantón disfruta de este espectáculo que no conllevan la muerte del animal, sino la distracción del público.

Jóvenes y adultos de ambos sexos ingresan al ruedo para mostrar sus habilidades frente a los ejemplares. Los más arriesgados y quienes demuestran su dotes taurinos se hacen acreedores a la famosas colchas que son donadas por los priostes y organizadores de las corridas.

Laudelia Corella, moradora del Barrio San Luis, lugar tradicional de las corridas taurinas, sostienen que desde niña ha visto la evolución de las corridas taurinas que en principio duraban únicamente tres días (un fin de semana). En la actualidad duran seis días (dos fines de semana). Inicia con la venta por metros de los tablados con semanas de anterioridad, posteriormente se procede al armado de la plaza de toros que dura varios días y todo queda listo para el inicio de las corridas.

Sin lugar a duda esta actividad genera el dinamismo de la economía no solo del sector, sino del cantón por la presencia de personas de todos los sectores de Píllaro, Tungurahua y del Ecuador. (I)

 

One thought on “Toros de pueblo, tradición viva en Píllaro

Deja un comentario