Secretismo en información actuarial del IESS / Editorial

Editorial, Opinión

Muchos de los problemas que tiene el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, inexplicablemente, han sido ocultados al conocimiento del público, de los afiliados, de los jubilados y de los pensionistas. Este hecho ha originado anomalías y abusos.
Desde hace años se arrastra el atraso de los estudios actuariales técnicos en la Institución, que en otros tiempos gozó de prestigio y respetabilidad, a nivel interno y en el concierto internacional.
En la actualidad la Seguridad Social ha caído en desprestigio, que incumple con las prestaciones que debe ofrecer a los afiliados y pensionistas; en salud carece de profesionales especializados y de personal completo; no dispone de medicamentos suficientes y de calidad para todas las enfermedades; las citas médicas no son oportunas, el enfermo debe esperar.
Las causas de esta situación anómala radican en la exagerada politización institucional. El gobierno de la revolución ciudadana actuó con demagogia e irresponsabilidad. Para lograr popularidad en función electoralista, dispuso la afiliación masiva de los hijos menores y de las amas de casa sin financiamiento y sin estudios indispensables.
Para completar este panorama dispuso el secretismo total de la información actuarial. Sin estos estudios no se puede corregir las anomalías ni hacer una planificación técnica a largo plazo como corresponde a la seguridad social moderna y de verdadero sentido humano.
Especializados en esta área sugieren que el Presidente Moreno debe actuar de inmediato, sin más trámites ni interpretación alguna para levantar el secretismo de los estudios actuariales. La solución está en sus manos.

Deja un comentario