Rumbo al acuartelamiento

Ciudad
Los jóvenes se llenaron de entusiasmo y esperanza militar. (Foto El Heraldo)

Decenas de jóvenes de diversos puntos de la provincia se acuartelaron en la Dirección de Movilización de Tungurahua, la mañana de ayer.
El cupo fue para 164 conscriptos. Los seleccionados pasaron por una serie de exámenes psicológicos, judiciales, aptitudinales y médicos.
El llanto y la tristeza se identificaron afuera del organismo, especialmente de aquellos padres que despedían a sus hijos.
“Nuestro hijo es el tercero y fue su idea acuartelarse, ya que quiere seguir una carrera militar”, contó Fabián Masabanda, padre de familia.
Leonardo Pérez llegó para acuartelarse y aseguró que ésta opción la habría tomado luego de no poder ingresar a la universidad por dos ocasiones. “Espero que me vaya bien y que todo salga positivo”, expresó.
El teniente coronel y oficial responsable del acuartelamiento, Rodrigo Cisneros, señaló que esta es la primera llamada para los jóvenes nacidos en 1.999.
“Es motivante saber que el llamado aún sigue causando interés. En este tiempo los padres suelen apoyar más a sus hijos. Durante el año se aplican tres llamados al acuartelamiento”, dijo.
Agregó que los jóvenes serán enviados a Riobamba y Ambato. Los acuartelados deberán permanecer en las filas militares durante seis meses. (I)

 

Deja un comentario