Riqueza cultural en cantones  

Interculturalidad

El telar es la máquina artesanal utilizada para confeccionar la ropa tradicional de esta cultura. (Foto El Heraldo)
 

Pelileo guarda riqueza cultural e historia. Su fundación fue en 1570, pero se elevó a esta dignidad el 22 de julio de 1860. En ese entonces, el cantón se consolidó en su organización política y administrativa. Lleva oficialmente el nombre de San Pedro de Pelileo en honor a su patrono.

La población, en su mayoría, es de religión católica y gran parte de la zona rural posee riqueza cultural. A pocos kilómetros se encuentra la parroquia más importante, culturalmente hablando, Salasaka.

El pueblo Salasaka guarda riqueza cultural ancestral que es admirada por turistas nacionales y extranjeros. Una de sus celebraciones, el Inti Raymi, es considerada Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador.

El Pueblo Salasaka está ubicado a 14 kilómetros de Ambato, cuenta con aproximadamente 12.000 habitantes, su lengua nativa es el Kichwa.

Pelileo limita con la Cordillera Oriental de los Andes, la hoya del Río Patate y está ubicada a 2.600 metros sobre el nivel del mar.

Otra de las actividades culturales principales de Salasaka es el Festival del Tzawar Mishki. El presidente del GAD parroquial, Andrés Mazaquiza, indicó que este festival es el más importante del centro del país y es esperado por propios y visitantes. Con presentaciones de Maya Andina de Bolivia, Samay Peralta de Europa y de Ecuador.

“Esta tradición lleva más de 20 años efectuándose en nuestra parroquia. Es un desborde de cultura y tradición. La finalidad del festival es incentivar a grupos musicales y dancísticos de nuestro pueblo a continuar con nuestro legado cultural”, indicó.

Para la técnica del Instituto de Fomento de Arte, Innovación  y Creatividad (Ifaic), Emilia Alvarado, es primordial apoyar el fomento de la cultura y actualmente se están gestionando proyectos para fomentar los emprendimientos de elaboración de ropas características del pueblo Salasaka. (I)

 

 

Deja un comentario