Retorna la confianza al país? / Ec. Mg. Diego Proaño C.p

Columnistas, Opinión

Al parecer poco a poco sí. Cuáles son los argumentos para esta aseveración, varios que coyunturalmente se han dado en los últimos días. El hecho de acatar una disposición de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y eliminar de inmediato el cobro de la tasa de control aduanero de 0,10 usd por cada kilo de peso a todo producto importado, que a decir de la CAN no fue una tasa porque no se recibió un servicio a cambio, sino más bien al ser para todos fue un impuesto (arancel), a decir de la Secretaria Nacional de Aduanas del Ecuador (SENAE) si era una tasa porque fruto de su recaudación se dio el servicio de mayor control del contrabando en fronteras, aeropuertos y puertos internacionales en Ecuador, por ello recaudo 28,1 millones de usd de los 120 millones esperados y, a decir de empresarios definitivamente encareció el costo de productos ”made in Ecuador”, porque nunca se analizó el impacto que esta medida tendría en la compra desde el exterior de materia prima, insumos y sobre todo maquinaria para producción nacional, tornando más caro aun al producto ecuatoriano con insumos importados que pagaron la tasa de control aduanero.

Otro indicio de recuperación de confianza al país, es la visita de los Ministros de Economía y Finanzas, de Hidrocarburos y Gerente General del Banco Central del Ecuador (BCE) a Estados Unidos para reunirse con los principales funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y sobre todo con la banca de inversiones, en búsqueda de apertura de líneas de crédito flexibles para proyectos de interés nacional, en condiciones más favorables que los crédito o preventas hechas con China que algún momento superaron el 10,5% de interés anual, mientras que en los multilaterales de crédito se otorgan como caro al 4%, esta visita con nuevos ministros, con un plan de gobierno y de inversiones en mano, abre las opciones de canjear financiamiento caro por uno más flexible, además tener opciones de créditos a mediano plazo para cubrir necesidades de financiamiento del régimen que supera los 9.000 millones de usd en mejores condiciones, sin estrangular la liquidez futura de las finanzas públicas.

La llegada de la delegación del FMI el 20 de este mes a Quito, para revisar la política fiscal, tributaria, monetaria, exterior, fiscalización bancaria y dar asistencia técnica en política económica, daría a entender el deseo del multilateral de crédito por ayudar de una vez por todas a que con una buena política pública, Ecuador reactive su economía y, finalmente el anuncio de la Asociación de bancos privados del Ecuador, que hasta mayo los montos entregados vía créditos había incrementado un 15% respecto al mismo periodo del año anterior, más aun que las líneas que más crecieron fueron crédito productivo (17%) y consumo (15%), indica que en el horizonte se visualiza mayor dinámica, esto significa que la banca le otorga un voto de confianza a sus cliente y entrega más créditos, pero también que la confianza de los productores es mejor que antes, así se nota en el índice de confianza empresarial ICE como del índice de confianza del Consumidor ICE que publica el BCE, ambos mejoraron y eso se traduce en más crédito, producción, inversión, empleo y por tanto más consumo. Ojala que el titular de este artículo, en el corto plazo no siga siendo una pregunta, sino una afirmación. (O)

Deja un comentario