Renovada política internacional / Editorial

Columnistas, Editorial, Opinión

  Después de la década perdida  de la revolución ciudadana, que consumó una serie acciones nefastas en el ámbito internacional, con cancilleres sectarios y sin experiencia, inclusive con el narcotráfico perpetrado con la valija diplomática -que llenó de vergüenza a los ecuatorianos- se ha logrado implantar una política internacional digna  que responde a la aspiración ciudadana.

  Se respira en el país aires de tranquilidad en las relaciones internacionales y de inversión seria en varias áreas de la actividad económica que, lastimosamente, retardan en concretarse por problemas sociales y económicos internos que no logran aun resolverse, por la crisis moral, social, política y económica que dejó instaurada el correísmo.

  Ecuador ha expuesto ya su posición democrática frente a los problemas continentales, particularmente, frente a las sanguinarias dictaduras que han aparecido en  naciones hermanas,  cuyos pueblos son víctimas de toda clase de atropellos,   de abusos  y de excesos de poder, que carecen de todo.

  Ecuador no envió delegación para la posesión ilegítima del dictador Maduro;  suscribió la condena de la OEA a  esta nefasta ilegitimidad consumada en la Patria de Bolívar.   Es oportuno que el Gobierno nacional se sume al Grupo de Lima para ejercer presión política , a través de la Doctrina “ROLDOS” y de la Carta de Intención, que contienen sanciones políticas severas; de esta manera se respetaría la Soberanía.

  Dejar al pueblo venezolano a que resuelva el problema es una utopía; está sojuzgado al máximo que no puede pronunciarse libremente, so pena de recibir condenas infamantes. (O)

Deja un comentario