Religiosidad y tradición se vivió en Martínez

Última hora

 


El paso lento y sonoro de los danzantes llamó la atención debido a su colorida vestimenta. Las presentaciones fueron actos de fe.  (Foto El Heraldo)

 

La festividad de las octavas del Corpus Christi es llena de fe y se agradece a Dios por los dones y cosechas recibidas. Son 65 años de esta festividad, indicó Edgar Fernando Oñate, párroco de Martínez, durante la homilía celebrada en la iglesia matriz ante cientos de feligreses, ayer.

“La programación fue religiosa y cada prioste y feligrés puso su confianza en el Todopoderoso. Es el primer año que participo como alcaldesa”, explicó la prioste Rosa Arcos.

Son 31 alcaldes que son parte de la festividad de los cuales 20 son mujeres que colaboraron de forma decidida y que además, son representantes del pueblo, señaló el presidente del GAD parroquial, Milton Martínez.

Por segundo año consecutivo fue invitado en calidad de alcalde y prioste Patricio Mayorga, presidente del GAD parroquial de Atahualpa, quien dijo sentirse contento por la gentileza de los organizadores. Se apoya como parroquia, porque es el agradecimiento a Dios por la productividad, trabajo y cosechas, agregó.

Luego de la misa los feligreses, danzantes, disfrazados y alcaldes, se trasladaron al coliseo para la presentación de los grupos de danzantes y comparsas. Simultáneamente se degustaron las delicias de los platos típicos. (I)

 

Deja un comentario