Reciclan fibra de coco para proyectos ambientales

Interculturalidad

Hermosas macetas son elaboradas con la fibra del coco. (Foto El Heraldo)

La fibra de coco es utilizada en la creación de macetas, siendo un producto amigable con el medio ambiente. La técnica es aplicada hace más de 100 años para el mantenimiento de plantas. El bagaje es obtenido del coco en Esmeraldas, cuyos artesanos reciclan y lo entregan a empresas bioambientales.

La empresa Bioenergía desarrolla la biomasa que se utiliza en el reciclaje y confección de objetos decorativos para la agricultura.

Si se dejara la biomasa o bagaje del coco a la intemperie, ésta causa emisión de gases indeseables como el efecto invernadero.

Ahora la tendencia es crear círculos virtuosos de reciclaje para el empleo de los recursos naturales y así generar energía limpia, según Lucía Re de la empresa señalada.

La fibra del coco funciona para semilleros, orquídeas, huertas, cultivos hidropónicos (cultivos con ayuda de disoluciones minerales en vez de suelo agrícola).

La fibra posee perfecto equilibrio entre la retención de agua y capacidad de aireación. Es capaz de retener nutrientes y liberarlos progresivamente.

Ana Yépez es parte de la empresa y contó que los desechos de la estopa del coco son reutilizables bajo un proceso determinado.

“Nuestras macetas de coco tienen plantas que se utilizan en nuestros medio y de buena forma se ayuda al medio ambiente”, dijo. 

El desperdicio del coco es sacado por artesanos que se dedican a la elaboración de cocadas o dulces. Todos los desperdicios son reutilizados y entregados. Para la obtención de la fibra se debe pelar totalmente el coco, dejarlo secar y limpiar dejándolo libre de impurezas. (I)

Deja un comentario