Planta de Tratamiento y nulidad contractual / Editorial

Columnistas

 

La Procuraduría General del Estado ha demandado la nulidad del contrato celebrado entre el Municipio de Ambato y la contratista de la Planta de Tratamiento de las Viñas, una obra de gran importancia para la ciudad, cuyo costo es del orden de los 26 millones de dólares.

La Procuraduría alega el incumplimiento de un requisito legal sobre la condición jurídica del representante de la contratista para firmar, dada la naturaleza extranjera de la empresa.

El Municipio, al igual que la contratista, deberá contestar la demanda, que se ventilará en un proceso de conocimiento y, como tal, largo y complejo.

El avance del juicio no impide que la obra prosiga. De haber sentencia ejecutoriada y la obra esté concluida y en funcionamiento, el juez deberá declarar los efectos de una eventual declaratoria de nulidad, que, en principio, tendrían una connotación patrimonial.

En todo caso, la defensa jurídica del Municipio debe ser impecable para que la demanda no prospere. No es un asunto judicial menor, dado que la demanda la presenta la Procuraduría del Estado. (O)

Deja un comentario