Persiste riesgo en sector carrocero

Ciudad
Los carroceros piden igualdad de condiciones en el pago de impuestos y aranceles. (Foto El Heraldo)

Intranquilidad predomina en los industriales carroceros, porque en lo que va del año se registra el ingreso de 600 buses importados, lo cual ha perjudicado la demanda y producción nacional. 250 ya están circulando y el resto de unidades están en proceso de nacionalización.

Es tan evidente la afectación que dos empresas carroceras ambateñas cerraron sus actividades para dedicarse a otros giros de negocio, mencionó el director ejecutivo de la Cámara de Fabricantes de Carrocerías, Eduardo Montero.

La preocupación radica en que han mantenido sinnúmero de reuniones con autoridades nacionales, pero hasta hoy no existe alguna respuesta que aliente a los carroceros, sobre todo en cuanto a la protección de esta industria.

“Si no hay demanda de buses a las empresas del Ecuador incluidas las ambateñas les tocará cerrar sus puertas y despedir gente”, sostuvo Montero.

Los 600 buses importados representan el 35% del mercado nacional. “Los transportistas no se dan cuenta que las unidades extranjeras no disponen de respaldo técnico en repuestos o servicios post-venta; sin embargo, se dejan convencer de adquirir vehículos a precios superiores de los ecuatorianos”, recalcó Montero.

Este sector productivo propone al Gobierno Nacional distintas soluciones para superar esta realidad, entre ellas: eliminar de los estatutos internos o reglamentos de cada cooperativa la obligatoriedad de comprar unidades importadas.

Esta posición es respaldada por el expresidente de la Cámara, Luis Jácome, quien aseguró que las unidades de Colombia y Perú están ingresando sin pagar aranceles; mientras de China apenas cancelan el 7%.

Estas circunstancias ponen fuera de competencia a los carroceros del país. A esto se agrega las resoluciones internas de las cooperativas y compañías de transporte.
“En la nación se deberían propiciar el consumo de la producción nacional tomando en consideración que fabricamos productos con altos estándares de calidad cumpliendo normativas bien exigentes”, afirmó Jácome.

Para enfrentar estos problemas muchas empresas han ingresado a procesos de certificación ISO 9000-2015. Además están mejorando su productividad llegando a disminución de costos, lo cual les permite ser competitivos, señaló. (I)

 

Deja un comentario