Nuevo Timonel del IESS / IESS

Editorial, Opinión

El Presidente de la República ha nombrado como Presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social a una persona que ha ocupado algunos cargos en el Gobierno anterior, aunque no tiene experiencia en la materia delicada y compleja como la que le ha sido encomendada, según analizan entendidos en esta área especializada.
El nuevo funcionario de la poderosa Institución de la seguridad social tiene un cúmulo de problemas difíciles que debe atender de urgencia para sacarla de la riesgosa situación que atraviesa -y que está muy cerca del colapso- por los malos administradores y directivos que han pasado la última década.
Lo primero que debe implementar es el estudio actuarial que, con mala intencionalidad, se lo ha postergado. Este clamor de los afiliados, pensionistas y jubilados, expuesto durante mucho tiempo, debe ser cumplido en plazo perentorio por parte de una empresa especializada extranjera confiable y responsable. Que no se equivoquen en la contratación.
Además de este análisis actuarial, la nueva administración tiene que entrar de lleno a enfrentar todos los problemas heredados. La deuda del Estado al IESS debe establecerse a fin de que el actual Gobierno presupueste el pago el próximo año como así se ha comprometido. Las prestaciones de salud y las de pensiones y jubilaciones no pueden esperar. El seguro campesino sin adecuado financiamiento no puede ser carga que perjudique otras prestaciones.
He ahí algunos problemas cuya solución debe dársela lo más pronto.

4 comments

  • De las chatas medianas la unica con una habitabilidad pasable en las plazas traseras es la Amarok, el resto no mas de 100 kms o derecho al traumatologo ni bien te bajas. Ese es y sera el gran merito de la VW, no salio a competirle a la Hilux por dureza o resistencia, lo hizo por comodidad, andar y prestaciones ruteras, sumado a un interior mas lujoso. mal no le fue, hace rato que es la segunda y practicamente no toco la camioneta en 8 años

  • Currently age 65 1/2 and not yet collecting SS, I’ve done the same math as Louise (several times) and come to the same conclusion (every time). Why would I forego good money earlier, particularly when tomorrow is promised to no one, and wait until age 70? Sure, I may live to 100, but if so I will have had significantly more money at a younger and presumably more active, healthier age and thus better able to enjoy it while planning for a less active existence 15-16 years hence. I’m open to being persuaded otherwise but all the financial gurus I’ve read on the subject haven’t made much headway with me. They simply can’t deny the math. The thought that, should I live to 81 or so (my actuarial death age) my benefits will be cut 33%, should that be Congress’s “fix”, doesn’t bother me.

Deja un comentario