Nueva ministra / Editorial

Editorial, Opinión

 

 

El gobierno nacional incorporó una nueva ministra del Interior en reemplazo del exministro Toscanini. Se trata de la abogada María Paula Romo, fundadora del extinto partido Ruptura de los 25 y catedrática de amplio conocimiento. Su nombramiento, sin embargo, no parecer responder únicamente a los leves errores de su predecesor -que mas bien tuyo una gestión equilibrada dentro de la complejidad del cargo- sino a la necesidad de hacer más política y preparar el escenario para las elecciones que se avecinan.

 

El perfil de la ministra Romo evidentemente es uno más político que el Toscanini y el gobierno se encuentra en la necesidad de empezar a hacer política en momentos en los que la economía sufre ajustes e inconformidades a raíz de la eliminación del subsidio a la gasolina súper y a la posible revisión de más subsidios.

 

El Ministerio del Interior no es cualquier cartera de Estado y representa uno de los estamentos de más poder dentro de la función pública. Su influencia, por ende, es de mayor alcance y se ramifica en todas las provincias del país.

 

La designación de la ministra Romo, además, envía un mensaje de sintonía a los disidentes que creen que el gobierno a migrado hacia la derecha y permite aglutinar a sectores de una izquierda más racional que la que encarnó la peor etapa del correísmo. (O)

Deja un comentario