Nuestra fiesta ad portas / Editorial

Editorial

Han transcurrido setenta años desde aquella fecha fatídica, que marcó un antes y un después en la vida de Ambato y deTungurahua Elterremoto del cinco de agosto de 1.949 es uno delos acontecimientos más importantes del siglo pasado por todos los efectos que se sucedieron hasta el presente y con repercusiones que nunca cesarán. 

La celebración de la Fiesta de las Frutas y de las Flores es uno de los hechos que más destaca en nuestra ciudad yen la provincia, con repercusiones a nivel internacional. Fue creada por la iniciativa de un grupo de personajes destacados que actuaban en instituciones privadas y en la Municipalidad de Ambato. Todos coincidieron que la Fiesta concebida con patriotismo, sin mezquindades de ninguna clase, sin ambiciones personalistas ni politicas, debía servir para sacar anuestro terruño de ta tragedia, que destruyó la parte material, pero que sirvió de estímulo yde reto a los ambateños. 

El Comité Permanente es el organismo que comanda la F.F.F desde hace varios años; anteriormente rigieron otros organismos, todos cumplieron la misión encomendada con esfuerzo, con limitaciones económicas hasta superar el grotesco juego de carnaval con agua para empatar el carnaval sin agua con nuestra vernácula celebración anual.

Los arnbateños aspiramos que este año nuestra Fiesta satisfaga lasaspiraciones de propios y de los miles de visitantes que llegan a disfrutar de días de alegría, de descanso y de ta amabilidad de los anfitriones. (O)

Deja un comentario