Museo del Colegio Bolívar / Editorial

Editorial, Opinión

En el Museo del legendario Colegio Bolívar se encuentra la marca naturalista y arquelógica de nuestra Ciudad y de la Provincia.

Las colecciones de animales, plantas, piedras, restos arqueológicos, inclusive fotografías y numismática,  hacen del Museo uno de los más completos del País, a tal punto que recibe a unos veinte mil visitantes por año.

Lo que el visitante encuentra en el Museo es el resultado de años de cuidados y donativos, y, también, de la entrega actual de quienes lo administran. Sin la generosidad de los ilustres Tungurahua sea que donaron colecciones y el esmero de su actual gestora, el Museo no se habría convertido en referente nacional.

Los problemas que limitan su sostenimiento y crecimiento son económicos. Por falta de recursos no puede ampliarse para exhibir todo aquello que ahora está embodegado. Tampoco pueden realizarse los trabajos de permanente mantenimiento.

Si falta la asistencia de las instituciones nacionales, que sean, entonces, las locales las que asuman la tarea de velar por el Museo del Colegio Bolívar. El Museo está en Ambato, pertenece a la Ciudad. Su suerte no puede depender de la buena voluntad de la burocracia nacional. (O)

 

 

Deja un comentario