Mayor control policial / Editorial

Editorial, Opinión

  Desgraciadamente, hay que decirlo, nuestra ciudad por la serie de influencias negativas  que debe soportar, se ha vuelto insegura y peligrosa, por mucho que algunas autoridades sostengan la opinión contraria. Todos los días aparece alguna anormalidad en el convivir de la gente que, como es obvio, intranquiliza y preocupa en alto grado.

  Varias encuestas realizadas en el centro de la ciudad, en barrios, ciudadelas y en amplios sectores rurales  comprueban que la inseguridad es uno de los factores más destacados de nuestra sociedad. A más de este alto grado de miedo, están los otros problemas que afectan a nuestra comunidad, la falta de empleo formal, el aumento exagerado de la informalidad que afecta a la ciudad, la economía nacional y local que no logra despegar, la falta de medicamentos en los hospitales públicos.  Todo un panorama decepcionante.

  A más del cometimiento de  delitos, de asaltos, de robos y de agresiones, la presencia de grupos de ebrios   que se congregan a libar, a hacer bulla, a gritar en los vecindarios resulta un tormento, sobre todo en las noches y en la madrugadas, cuando afectan a los vecinos que tienen legítimo derecho al descanso. La gente se queja de la presencia de estos individuos.

  Hacemos la invitación a la Policía Nacional para que incremente los patrullajes nocturnos en forma más frecuente, a fin de que el control sea más efectivo en beneficio de toda la población afectada.   (O)

Deja un comentario