Mantener costumbres y tradiciones / Editorial

Editorial, Opinión

 

Lamentablemente, en los últimos tiempos, se van perdiendo valiosas costumbres que, sin la menor duda, son parte importante de la tradición mestiza y de su cultura vigentes en su momento, que vivieron y disfrutaron generaciones hace ocho o nueve décadas, tanto en las ciudades como en los sectores rurales.

Una de esas costumbres importantes ha sido la elaboración de las llamadas cometas, de aquellos artefactos elaborados a mano que, con el impulso del viento, se elevan hacia cierta altura, creando la curiosidad en quienes construyeron la cometa y en todas aquellas personas que participan en el evento.
Hasta hace pocos años se organizaba concursos de cometas en lugares altos, entre ellos, el Casigana, que se presta para esta actividad, ya que es amplio y abierto para que el intenso viento de verano haga lo suyo, que haga volar hacia las alturas a ese armazón de sigse o carrizo, papel, piola y rabo.

La Iglesia Católica, por iniciativa del párroco de la parroquia San Fernando Néstor Manobanda y con la valiosa colaboración de jóvenes de la Unidad Educativa “Bolívar”, promueve la actualización de la tradición de las cometas con el tercer concurso para integrar a las familias y para diversión de los niños y de la población. Ha comenzado por la elaboración manual de las cometas.

Lo que hace San Fernando debe extenderse a otras parroquias y a la ciudad. Es importante revivir estas costumbres y otras que se han perdido en el tiempo. (O)

Deja un comentario