Los negocios trabajan a consignación

Ciudad
Velas decorativas combinadas con flores despiden delicados aromas para cautivar hasta los gustos más exigentes en el local de ‘Lavel’. (Foto El Heraldo)

La nueva forma para hacer negocios es proveerse de los artículos, venderlos al cliente y pagar a los proveedores. Los locales se adornan para llamar la atención. Trabajar a consignación reduce el endeudamiento para adquisición de mercadería. Ese mecanismo emplean algunos emprendedores en Ambato.

Las velas decorativas y aromatizadas de Cuenca se comercializan a consignación en el local ‘Lavel’ de María José Benítez. El negocio se mantiene, porque los proveedores son familiares que le brindan el valor agregado al producto para que sea llamativo a los clientes; es decir, se conjuga la calidad, variedad y precio.

Adicionalmente se busca como estrategia la promoción de las velas en las ferias de la provincia dando a conocer que son ideales para decorar ambientes, renovar energías o entregarlas como obsequio a las personas especiales, señaló la joven dueña.

Variedad de rosas, peluches, tarjetas, globos y sorpresas ofrece el local de ‘Amarilis’ cuyos proveedores confían en la seriedad de Guido Casa y Manuela Casa para que al cabo de 30 días se les pague por los productos. Ese acuerdo se ha mantenido inquebrantable por 15 años y por eso este negocio crece.

Según el analista económico Jhon Tello, esta forma de trabajo para la ciudad y provincia ayuda para beneficiarse tanto los proveedores como vendedores; sin embargo, se corre el riesgo que algunos productos no se vendan o se deterioren y deban ser retornados a los proveedores o que sencillamente algunos comerciantes prefieran quedarse con la mercadería y en esos casos, deben asegurarse las partes antes de hacer negocios.

En esta temporada en que coincidió la Fiesta de la Fruta y de las Flores con la proximidad del Día del Amor y la Amistad la expectativa de venta de los negocios es alta y se espera que se dinamice la economía, especialmente los días centrales de la vernácula celebración.

“Tengo un compromiso para el 24 de febrero y busco el terno acorde a mi gusto. Estoy contento que los almacenes sean llamativos con adornos y ofertas. Me decidí por la ropa ya confeccionada, porque sólo por la mano de obra me pidieron 100 dólares y claro, sale de mi presupuesto de jubilado”, indicó José Gavilánez López. (I)

 

One thought on “Los negocios trabajan a consignación

Deja un comentario