Lodo y piedras en calles céntricas

Ciudad
Maquinaria de la Emapa actuó con rapidez para enfrentar la emergencia. (Foto El Heraldo)

Ayer, la rotura de una tubería de distribución de agua potable de 110 milímetros causó susto en el casco urbano y comercial de Ambato. El caudal de agua filtrada arrastró material que se utilizaba dentro del proyecto de descarga de alcantarillado en el sector La Floreana. El lodo y piedras aparecieron en las calles Sucre, Francisco Flor, Olmedo y Guayaquil.

El gerente de la Emapa, Fidel Castro, indicó que tras la rotura, reaccionaron de inmediato y con la colaboración de moradores, 15 obreros de la empresa y maquinaria empezaron la limpieza que se extendió todo el sábado.

“Pido a la población disculpas por las molestias ocasionadas; sin embargo, son imprevistos que aparecen a diario, pero tenemos la capacidad de reacción para solucionarlos”, recalcó Castro.

Personal técnico laboró en la reparación de la red de alcantarillado secundario que también fue afectado por el material arrastrado. El hidro-succionador y hidro-lavador funcionaron intensamente para rehabilitar las vías.

Por su parte, agentes civiles de Tránsito colaboraron en el sitio para organizar la circulación vehicular que obligó por ejemplo a convertir en doble vía la calle Olmedo. Los uniformados solicitaron a conductores y peatones tomar precauciones hasta que finalicen los trabajos. Asimismo utilizar vías alternas para evitar complicaciones.

Jorge Rosero es conductor. En la mañana de ayer transitó por la zona. Sugirió a las autoridades mayor control para precautelar cualquier situación, pero sobre todo pidió una rápida limpieza de las calles pensando en que mañana se reanudan las actividades educativas. (I)

Deja un comentario