Lluvias provocan que seis ríos estén en el umbral de advertencia

Nacionales
“Ante esta información recomendamos a la población permanecer alerta a los cambios en los niveles de caudal”, concluyó el Inamhi. (Foto iagua.es)

Quito, r (EFE).- Seis ríos de Ecuador se encuentran en el umbral de advertencia o peligro debido al incremento de sus caudales por las fuertes precipitaciones de los últimos días, informó este viernes el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi).

Las lluvias, que se han extendido por prácticamente todo el territorio nacional, han generado que los cursos fluviales se encuentren en estado de emergencia y podrían producirse desbordamientos, como ocurrió los pasados lunes y martes con el río Dulcepamba a su paso por la provincia de Bolívar (sur).

A los tres ríos que este jueves se encontraban en estado de advertencia se han sumado otros tres: el río Esmeraldas (en la provincia del mismo nombre, enoroeste), el San Pablo (Palmar, provincia de Los Ríos, suroeste) y el Portoviejo (en Manabí, oeste), explicó el instituto en un comunicado.

De todos ellos, el San Pablo se encontraría en el umbral de peligro, esto es, un paso por encima de la advertencia, y sus niveles se espera que sigan creciendo.

Este río pasa por los núcleos poblacionales de Babahoyo, Guayaquil, Durán, Balsapamba, Samborondón, Tarifa y asentamientos ubicados en sus orillas, que podrían verse afectados por el incremento del cauce.

El Esmeraldas, en umbral de advertencia, podría afectar a las localidades de Esmeraldas, Chura, Viche, Majua, Chinca, San Mateo, Tachina y otros asentamientos ubicados en sus límites.

El Portoviejo, también en nivel de advertencia, afectaría a las poblaciones de Santa Ana, Portoviejo, Picoaza, El Cerrito, Higerón, La Boca y más núcleos que se ubican en sus orillas.

Estos tres cauces se suman a los que ya se encontraban en situación de riesgo: el Quevedo, el Zapotal y el Carrizal, todos ellos en la provincia de Los Ríos.

El río Quevedo podría afectar a las poblaciones de Quevedo, Guayaquil, Durán, Mocache, Palenque, Vinces, Antonio Sotomayor, el Salitre, Samborondón, Tarifa, y a las ubicadas en las estribaciones de su ribera.

Mientras, el Zapotal podría provocar consecuencias en las localidades de Guayaquil, Durán, Huigra, Ventura, Coronel Marcelino Maridueña, Yaguachi Viejo, Yaguachi Nuevo y otros municipios ubicados en sus orillas.

Finalmente, el Carrizal podría perjudicar a los núcleos de Carrizal, Estancita, Tosagua, Bachillero, así como otras pequeñas poblaciones que se encuentran en sus bordes. (I)


Deja un comentario