La sentencia era de 63 años

Policiales, Seguridad
Los agentes de la Dinased lograron capturar a uno de los sospechosos que ya fue sentenciado con la máxima pena. (Foto Cortesía)

Por primera vez en Tungurahua el Tribunal Penal determinó una sentencia de 63 años de prisión. El dictamen fue contra Darwin C., de 27 años de edad, único detenido por el caso de robo, muerte y violación a estudiantes universitarios.

El delito ocurrió el 6 de enero, último día de la ‘Diablada pillareña’ en Píllaro. Luego de escuchar al fiscal Álex González quien presentó las pruebas necesarias, los jueces establecieron la pena de 34 años de prisión por el delito de robo y muerte y 29 años por la violación.

“El Código Orgánico Penal Integral (COIP) estipula la pena hasta 45 años de prisión, no más de eso; por eso se le impuso la sanción máxima de 40 años”, explicó el fiscal.

La audiencia de sentencia se realizó el miércoles 29 en la Unidad Penal. Los jóvenes universitarios fueron a disfrutar de las fiestas y cuando estaban en una discoteca por la calle Atipillahuazo fueron sorprendidos por tres sujetos. En el sitio golpearon y asesinaron a uno de los estudiantes y secuestraron a dos jóvenes que las violaron en la parroquia Presidente Urbina.

De los tres sospechosos, uno está sentenciado y dos, que son hermanos, están en la lista de los más buscados del país. (I)

 

Deja un comentario